domingo, 31 de julio de 2011

Tres horas en Konstanz

En Konstanz estuve ocho días, pero lo más divertido fueron las tres horas que pasé con Jose el domingo, en un alto de su vuelta de Zürich a Mannheim. Como conversamos con una de las fellas, los cínicos que se burlan del amor son unos pelotudos. No lo dijimos con esas palabras, porque era todo muy correcto y formal, incluso entre nosotros, los "jóvenes", o será que ya no lo somos tanto y a mí nadie me avisó. Yo conservo intacto el instinto de sentarme al fondo y chusmear en voz baja, aunque acá parece que no da. ¿De qué hablaba? Ah, sí, del cinismo. "After all, he's my favorite person".









Me malcopé con esta fuente:





Aunque ésta también tiene lo suyo:



Carulas en el puente. Bodensee.



Prost! ¡Salud!

1 comentario:

  1. morí con la foto de j a caballo, debería hacerla avatar

    ResponderEliminar