domingo, 19 de junio de 2011

Cineclub Ari (Parte I)

Ahora que tenemos Internet y teléfono, todo es jarajajá, posteamos seguido y hablamos con amigos y familiares. Pero no olvidemos que hace un mes estábamos llorando miserias en bares vecinos, tomando a la calidad del wifi como parámetro para dejar la propina.

¿Y quién nos tiró una soga en ese momento de aburrimiento? Mi primo Ari, que nos dejó un montón de series y películas en su paso por nuestra ya querida y siempre fabril Mannheim. Entonces, acá, con voz de Catalina un jueves, un repaso por algunas pelis que vimos:

Empecemos por la que más me gustó: Bastardos sin gloria, de Tarantino. A esta altura, calculo que ya la vieron todos, así que no voy a contar demasiado el argumento. La actuación de Cristoph Waltz es monomental y mi escena preferida fue la del interrogatorio en la que aparece El oso Judío.


El cisne negro: obviamente, una peli en la que Natalie Portman está en pantalla un 97% me parece, mínimo, muy buena. La historia en sí se me hizo un poco cuesta arriba pero me fui enganchando, más por el lado de la madre quemante que por la danza.


Inside Job: Muy buen documental sobre la burbuja financiera yanqui, la crisis económica mundial y distintos tongos para multiplicar la guita, pero plantea demasiada información en poco tiempo. Y muy específica. Me perdí un montón y me pareció medio cándida, a esta altura del siglo veintidós sorprenderte con que los banqueros quieren hacer más guita es medio de paspado, pero es igual recomendable.


Shutter Island: Me pareció una garcha y la hinchada hizo "ohhh" cuando, con los títulos finales, se enteró que era de Scorsese. Me pareció toda mala: las actuaciones, historia, las resoluciones. No ahondaré mucho más porque se me sube la senf a la cabeza.


True Grit: Me gustan casi todas las pelis de los hermanos Coen y esta no fue la excepción. El personaje de la nena me hinchó un poquito las pelotas, siempre pidiendo revancha y hablando en contra del alcohol. Con cada palabra que dice Jeff Bridges, cada pedo que se agarra, dan ganas de abrazarlo y agradecerle.

1 comentario:

  1. Este post se está morfando medio blog. Es expansivo.

    ResponderEliminar